fbpx
+502 32198626 info@digitalmarketing.gt

Te preocupá estar perdiendo clientes por culpa de la velocidad de tu sitio? has intentado reducir imágenes y no logras tener un buen puntaje en PageSpeed


En este blog te ayudaremos a saber como auditar tu sitio y tener una guía paso a paso para que puedas tener la velocidad adecuada.

Por qué la velocidad de la página es importante 

La velocidad de carga incide de manera directa en la experiencia del usuario con respecto a tu página web. Muchos propietarios de sitios en la web se esfuerzan a diario por aumentar su CTR o tasa de clics porque eso garantiza mejor posicionamiento. Lamentablemente, mejorar el tráfico a tu web no da resultado alguno si tu página es demasiado lenta. 

Los usuarios están en búsqueda de información y comparan varios sitios antes de tomar su decisión. Por eso, garantizar que consigan lo que buscan de manera fácil y rápida, es nuestra tarea. Si estás atrayendo clientes potenciales desde tus redes sociales, debes saber que estas personas están acostumbradas a conseguir todo de inmediato. Si no eres capaz de brindar una buena experiencia, podrías perder a esa persona como cliente. 

¿Sabías que investigaciones de Google revelan que los visitantes pueden abandonar un web si esta no se carga en 3 segundos? La velocidad de tu página web pasa a ser un tema de primera necesidad en atención al cliente. Si estás iniciando, es buen momento para tomar decisiones al respecto. Si por el contrario, estás consolidado, una falla como esta puede estar causando grandes pérdidas a tu negocio. 

 

En cuáles dispositivos debo optimizar la velocidad de carga de mi web

Las páginas web deben estar optimizadas para cargar rápido en una PC y aún más en un dispositivo móvil. Se estima que un 48.53% de la población mundial usan smartphones, por eso debemos garantizar que la experiencia en estos dispositivos también sea óptima.  Hay muchas formas de ganar un cliente, pero eso es proporcional a las maneras de perderlo.

Durante años, muchos se han preocupado por acelerar la carga de sus sitios web de escritorio, dejando de lado la versión para móvil. Hoy en día, eso es un error que puede salir muy caro. Está demostrado que las personas cada día demandan menos PC de escritorio y por el contrario, la venta de dispositivos móviles crece más. 

Actualmente, gran parte del comercio y consumo de información se da a través de la web. Incluso, se estima que el 50% del tráfico en páginas de internet se hace desde móviles. Estos datos son  importantes para entender que si quieres crecer en tu negocio, debes invertir en mejorar la velocidad de carga de tu web.

Si quieres ser competitivo, ten en cuenta todos los detalles. Tener un web rápida y fluida te ayudará a mejorar tu posicionamiento, atención al cliente y beneficia en el retorno sobre la inversión. A partir de este momento, comenzaremos a ver el paso a paso para mejorar la velocidad de tu sitio web.

Cómo medir la velocidad de tu sitio web

Existen varias empresas que ofrecen el servicio de prueba de rendimiento para sitios web. Entre las más conocidas están “PageSpeed Insights” de Google Developers y  WordPress Speed Test. Estas herramientas aportan información valiosa para determinar cómo está funcionando tu sitio web. 

Estos servicios de diagnóstico funcionan casi de la misma manera, se basan en utilizar varios navegadores para cargar los sitios web y repetir este proceso en diferentes ubicaciones geográficas. Este permite determinar los cuellos de botella de rendimiento que puede tener la web. Analizan velocidad de carga, tamaños de archivos, tiempo de respuesta y solicitudes que relacionan distintas partes de la página. 

Algunas empresas como Pingdom que te ofrecen este tipo de test, también hacen sugerencias basándose en los resultados que apunte el test. Por ejemplo, si en el diagnóstico se encuentran imágenes voluminosas que tardan en cargar, se recomendarán medidas para comprimir. Es recomendable probar varias herramientas, pues cada una puede conseguir cuellos de botella diferentes. 

 

Recomendaciones para optimizar tu página web

Una vez hecho el diagnóstico inicial, es momento de tomar medidas para dar solución a esos cuellos de botella que pueden estar ralentizando tu web. Las Siguientes recomendaciones son con base en los casos más frecuentes que bajan el rendimiento de las páginas. Seguro entre ellos conseguirás uno o más que se asocien a tu situación: 

 

Comprime las imágenes

Es normal que imágenes de gran tamaño tarden más en cargarse, pero hay ciertas cosas que debes aprender para optimizar tu web. El tiempo de carga de una página depende en gran medida del total de archivos que se descargan desde el alojamiento hasta el navegador. Esto quiere decir, que si tu página tiene gran cantidad de archivos pesados, afectará directamente en la velocidad de carga. 

Se estima que en una web, las imágenes representan alrededor del 60% del contenido. Por eso debes poner en práctica algunas medidas al respecto:

  • Ajusta el formato:

     Cuando se necesite imágenes de calidad o no requiera modificaciones, es mejor utilizar formato JPG o WEBP. Estos formatos pueden procesarse de manera limitada sin comprometer la calidad de la imagen. Para íconos, logotipos, ilustraciones es recomendable el formato PNG. Evita el uso de GIF, BMP o TIFF pueden ser muy pesados. 

  • Ajusta el Tamaño:

    Lo mejor es que el tamaño de las imágenes coincidan con la plantilla de la web. Establezca ancho y altura fija de manera automática.

  • Compresión:

    El uso de herramientas como Compressor.io puede ser muy útil para reducir el peso de las imágenes, sin disminuir la calidad. Para JPG se puede manejar una compresión de 60-70%  y para pantallas con retina entre 30-40%. 

  • Cantidad limitada de imágenes:

    Menos es más. Establece un mínimo de imágenes para tu web.

  • En WordPress:

     Esta plataforma ofrece plugins como: Imagify. Optimus WordPress Image Optimizer o TinyPNG que te facilitan la compresión de imágenes. 

 

Optimiza el código CSS y la entrega.

 

En la actualidad, con el auge de sitios web codificados en CSS ha mejorado mucho la descarga de contenido de los servidores al navegador. Esta nueva forma de codificación permitió romper el límite de 30 KB que se estimaba para una página web. En el apartado anterior se hizo mención al tamaño de imágenes, pero eso no es lo único. Es importante optimizar el CSS para mejorar la velocidad de nuestra página web:

  • Abrevia la codificación: Reduce las líneas de códigos. Mientras menos líneas sean, menos etapas de procesamiento y entrega a navegadores. 
  • Minimiza CSS: Si quieres aumentar la velocidad de tu web, reduce el peso del código CSS. Uno ligero acelera el proceso de descarga, análisis y ejecución. 
  • Posiciona adecuadamente el código: Ubica el CSS en  el “Head” y el JavaScripts en el cuerpo. Esto evita que el navegador muestre el CSS apenas se descarga. 
  • Mejora la entrega de CSS: Evita la llamada @import, elimina el CSS que no se utiliza. No use CSS en HTML como etiqueta H1.
  • Plugin en WordPress: Autoptimize, WP Rocket o W3 Total Cache son herramientas que te ayudan a optimizar los códigos JavaScript y CSS.

 

Reduce la cantidad de complementos

Muchos propietarios de sitios web acostumbran usar muchos complementos, a veces innecesarios, sin pensar en el rendimiento de la página. Esta es una mala práctica porque lo hacen con el fin de hacer sus sitios más atractivos. Un sitio web llamativo, pero lento, no da buenos resultados. Siempre resultará mejor quedarse con lo funcional y que incida en la velocidad de tu página web. 

Si un complemento: realiza operaciones complejas, carga muchos recursos, aumenta el número de consultas o realiza solicitudes a API externas, debes descartar. No existe un número mínimo o máximo de complementos para una web, pero existen recomendaciones a seguir: 

  • Evitar los complementos de baja calidad que puede sumar tiempo a la carga. 
  • Utiliza varios complementos para tareas simples, más que uno para realizar todos los procesos complejos. 
  • Solo aplican excepciones para complementos de alta calidad como Yoast SEO. Estos siempre debes tenerlos. 
  • En WordPress puedes utilizar NewRelic para controlar el rendimiento de los complementos.

Limita las revisiones de WordPress

WordPress es una potente herramienta para la creación de nuestras páginas web y ofrece múltiples beneficios. Sin embargo, su función CSM que se encarga de realizar un seguimiento del contenido, puede generar una baja en el rendimiento. Puede controlar el número de revisiones que hace de la siguiente manera: 

  • Escribe lo siguiente en el archivo “wp-config.php”

              define( ‘WP_POST_REVISIONS’, 10 ); // limited to 10 revisions

 

Optimiza tu base de datos

Por lo general, WordPress CMS guarda publicaciones, comentarios y otros contenidos de textos dentro de su base de datos. Con el tiempo, esto se llena con revisiones y datos basura como comentarios no aprobados o elementos en papelera. Lo mejor es eliminar toda esta información que no resulta útil y solo reduce la velocidad de tu página web. Algunas recomendaciones para esto son: 

  • Asegúrate de utilizar InnoDB para las tablas de la base de datos MySQL. 
  • Limpia la tabla de datos wp_options que puede estar almacenando información muy antigua. 
  • Limita las revisiones de WordPress.
  • Depure automáticamente la basura usando el siguiente código en wp-confing.php:

 define( ‘EMPTY_TRASH_DAYS’, 10);

 

Contrata un hosting de calidad 

Esta es quizás la recomendación más importante de todas. Puede poner en práctica cada una de las recomendaciones anteriores y muchas más que se consiguen en la web. Desafortunadamente si tu servidor de alojamiento es mediocre, te jugará en contra. En internet se consiguen varios tipos de hosting: gratuitos, compartidos, dedicados o administrativos. 

Dependiendo de tu objetivo te puede servir uno u otro tipo de hosting. Si tu fin es un servicio profesional, para una pequeña o mediana empresa lo mejor es un hosting administrativo. Olvídate de los gratuitos, eso es para aficionados y no te garantizan calidad alguna. Un buen servicio de alojamiento en la web te ofrece: 

  • Optimizar el rendimiento de la web. Haciendo todo lo explicado antes, desde compresión hasta almacenamiento. 
  • Optimizar la caché.
  • Optimizar las imágenes y datos basura. 
  • Optimizar los SERP.
  • Actualización de software.
  • Implementar complementos de mejor rendimiento.
  • Servidores ligeros y optimizados. 
  • Últimas versiones de PHP

En definitiva, contratar un servicio de calidad hará la diferencia, aún más si no tienes amplios conocimientos de optimización de páginas web. Un hosting administrativo puede ayudarte a mejorar la velocidad para tu web porque se encargará de optimizar y ajustar por ti. Hay empresas recomendadas por WordPress que ofrecen servicios de alojamiento y dominios de alta calidad, además prestan servicio técnico en caso de dudas.

Apuntes finales

Si quieres un sitio web veloz lo mejor es seguir estos consejos. Hay varias recomendaciones que se han quedado por fuera, como limitar los comentarios o usar temas del repositorio de WordPress compatibles con dispositivos móviles. Sin embargo, los aquí seleccionados solucionan los problemas principales de rendimiento. 

Lo mejor que puedes hacer para seguir optimizando tu sitio web, es investigar y no descuidar la velocidad para garantizar los mejores resultados.